lunes, 24 de octubre de 2011

Informe Mikelson

Anuncio original: Bicicleta por Madrid

Hola!! Soy Ana, estoy aprendiendo a andar en bicicleta(bueno ya he aprendid) pero tengo que mejorar +

Busco gente en una situación parecida que quiera ir algún dia al retiro si tal y andar juntos. Gracias!!


Miguel a Ana:

Hola, he visto tu anuncio, fui un gran ciclista pero ahora estoy empezando de cero nuevamente, creo que podríamos ayudarnos mucho mutuamente.

Un salido,
Miguel Rodríguez


Ana a Miguel:

mi anuncio es serio. hay secciones que te van mejor a ti


Miguel a Ana:

Ana,

¿Qué es lo que ha pasado? Me has dejado descolocado con tu respuesta

Un abrazo
Miguel


Ana a Miguel:

oooh.... pobrecito el!! el salido se lo mandas a tu madre o hermana de parte mia


Miguel a Ana:

Hola,

Reconozco que me he quedado de piedra al leer tu respuesta, al principio pensé que se trataba de alguna broma de mal gusto (hay que tenerlo para dedicarse a gastar bromas por correo) pero después de leer varias veces tus contestaciones me he dado cuenta del problema. Es cómico la verdad, al escribirte el mensaje puse "salido" en lugar de "saludo" y tú te lo has tomado como una ofensa, y yo lo entiendo, pero entiende tú también que la letra "u" y la letra "i" están a lado la una de la otra en mi teclado.

Desconozco tu edad, mi madre falleció hace muchos años y no tengo hermanas, sólo dos hermanos que tampoco tienen hermanas. Estoy casado desde hace casi quince años, tengo niños pequeños, he sido un ciclista de buen nivel hasta que tuve una fatídica lesión de la que me empiezo a recuperar. Si realmente quieres mejorar tu habilidad, a mí me vendría muy bien un compañero principiante para ir recuperando sensaciones y cogiendo hábitos ya perdidos.

Siento la confusión
Un saludo (y no de un salido)
Miguel


Ana a Miguel:

lo llegué a pensar, pero en internet nunca se sabe y al poner un anuncio te encuentras de todo.... He hablado con gente ya para ir algun día si te animas te avisamos vale??

Un saludo!!


Miguel a Ana:

Ana,

Verás, me parece muy buena tu iniciativa, de verdad que sí, pero yo ya he dicho antes que he llegado a tener un nivel muy alto en la competición ciclística, así que es muy probable que si vamos en un grupo numeroso, no me sienta cómodo debido a la más que segura admiración que me procesarán los miembros del mismo. Preferiría algo un poco más sencillo, necesito recuperar sensaciones en la bicicleta desde cero debido a una lesión y hacerlo con una total principiante es lo mejor que me podría ocurrir.

Miguel


Ana a Miguel:

todos aseguran ser principiantes.... si quieres una vez que vamos juntos si se tratan de gente guay te aviso y vienes a la segunda quedada. Ok??


Miguel a Ana:

Ana,

Está mal que yo lo diga, pero es que soy una puta leyenda del ciclismo, he ganado cosas importantes y mezclarme con gente del montón puede ser contraproducente. Me sentiría más cómodo si fueramos nosotros dos solos y mientras yo voy cogiendo la forma nuevamente, tú vas aprendiendo de mí. No sé, me hace ilusión ser tu señor Miyagi de la bici y tú mi pequeño saltamontes, pero sin la parte sexual como ya aclaramos antes en el principio de nuestra conversación.

No sé, piénsalo, yo estoy muy disponible, puedo quedar casi cualquier tarde de principios de semana

Un saludo
Miguel


Ana a Miguel:

eres conocido?? yo es que de bicicletas nada.....pero no te preocpes, hacemos como he explicado antes, esta semana voy con el grupo y si los veo gente sana te aviso oks??


Miguel a Ana:

Ana,

¿Que si soy conocido preguntas? Podría decirte que sí y zanjar el tema, pero prefiero darte una muestra más tangible de mi dimensión como deportista.

Este es el relato que narra y explica cómo gané mi único título y también el más importante:

                             (dale al play y sigue leyendo)



Miguel Rodríguez: La gente no es consciente de momentos muy difíciles durante todo el año

Narrador: Un año antes del campeonato ciclista internacional de la periferia del barrio de "Las cascarillas" de 1984, Miguel Rodríguez tocó fondo. Su vecino parapléjico Federico Clestambruguez le ganaba una carrera de 300 metros de silla de ruedas contra bicicleta.

Federico Clestambruguez: Al principio él y su equipo querían darme 100 metros de ventaja.

Mujer de Miguel: 100 metros de ventaja, sí...

Entrenador: 100 metros de ventaja le dábamos, pero Federico se negó

Amigo de Miguel: Recuerdo acercarme a Miguel antes de la carrera y decirle...

Miguel Rodríguez: No dejes que se te suba a las barbas Miguel, no dejes que se te suba a las barbas... me dijo un amigo. Pero yo no le hice caso.

Amigo de Miguel: No me hizo caso, y empezó muy mal...

Entrenador: Miguel empezó muy mal.

Mujer de Miguel: Empezó fatal

Miguel Rodríguez: El comienzo fue... simplemente desastroso

Narrador: Miguel pedalea lento desde el inicio y cuando se quiere dar cuenta, Federico y su silla de ruedas ya están en la marca de los 200 metros

Federico Clestambruguez: Cuando llegué a los 200 metros miré hacia atrás y no me lo podía creer

Miguel Rodríguez: 70 metros me sacaba cuando miró hacia atrás y me dedicó una peineta

Federico Clestambruguez: Yo no le hice peineta ninguna, siempre fue un puto mentiroso

Narrador: Federico gana la carrera y Miguel sufre un importante bajón físico y anímico que le acercan peligrosamente a la retirada

Entrenador: Se vino abajo, Miguel se vino abajo...

Mujer de Miguel: Sí... se vino abajo, en "todos" los sentidos

Miguel Rodríguez: La verdad es que había perdido totalmente la ilusión por la competición

Federico Clestambruguez: Que se joda, nunca me dio pena ese engreído gilipollas

Narrador: Y es así como por esa humillante derrota, a sólo nueve meses para la competición, Miguel Rodríguez aún no sabe si va a querer participar. Raúl Carpentusder, su preparador físico y panadero, decide hablar con él

Preparador físico: Sí, hablé con él. Le preparé un buen plan de entrenamiento y le convencí de que si lo cumplía a rajatabla podría luchar por la victoria

                                         (dale al play y sigue leyendo)


Narrador: Miguel Rodríguez empieza su entrenamiento: se levantará todas las mañanas de Lunes a Miércoles a las once y media de la mañana sólo para entrenar

Miguel Rodríguez: Los primeros días se hacía muy duro

Entrenador: Eran unos horarios y unos ejercicios muy duros, muy muy duros...

Mujer de Miguel: Hubo días en los que Miguel salía de casa a las once y cuarto y hasta los doce y media no volvía. Raúl era muy exigente con él

Amigo de la infancia: No veo a Miguel Rodríguez desde cuarto de primaria, no sabría decirte si entrena, trabaja, fuma o se ha hecho maricón

Preparador físico: Le hacía ejercicios de resistencia que consistían en levantar la bici con las manos y aguantarla en el aire varios minutos.

Miguel Rodríguez: Sí, lo de aguantar la bici con las manos nunca lo llegué a entender

Preparador físico: También hacíamos ejercicios de concentración, era muy importante trabajar este aspecto

Miguel Rodríguez: Raúl me hacía lavar los platos, irle a la compra, hacerle la cama y un montón de tareas más porque decía que eran claves para mi concentración

Preparador físico: Lo que menos le gustaba era tenderme la ropa

Miguel Rodríguez: Tender la ropa, sí... Tender la ropa era lo peor

Preparador físico: En ocasiones también íbamos a un parque y allí le dejaba subirse a la bici a cambio de que paseara un poco a mis dos perros

Miguel Rodríguez: Yo paseaba a sus perros mientras Raúl se sentaba en un banco a leer el periódico... A veces pensaba que el precio era demasiado elevado para el tipo de entrenamiento que hacíamos

Preparador físico: A menudo se quejaba de que le cobraba demasiado por prepararle físicamente, y quizás tenía razón, 250 euros por sesión podría parecer caro, pero en aquella época necesitaba la pasta

Narrador: Los ejercicios diseñados por Raúl Carpentusder se empiezan a notar y a los dos meses, Miguel ya consigue mantenerse 10 minutos encima de la bicicleta sin caerse

Amigo actual: A los dos meses...

Entrenador: En sólo dos meses, aprendió a estar 10 minutos sobre la bici sin caerse en sólo dos meses...

Federico Clestambruguez: Dicen que aprendió a mantenerse 10 minutos sobre la bici sin caerse a los dos meses de entrenamiento, pero lo que no dicen es que no eran 10 minutos consecutivos

Preparador físico: Los progresos fueron importantes

Mujer de Miguel: A Miguel se le levantó el ánimo, pero "sólo" el ánimo

Narrador: Después de un calvario de un año, Miguel Rodríguez afronta la competición ciclista internacional de la periferia del barrio de "Las cascarillas" en la capital de Albacete con mucho optimismo. Pero hay un problema...

Representante: Nos olvidamos de hacer la inscripción

Mujer de Miguel: Buff... mejor ni hablar de lo de la inscripción

Entrenador: No vamos a mentir, hubo problemas relacionados con el tema de la inscripción

Amigo de la infancia: ¿Inscripción? Yo que sé... ¿Miguel era el que tenía gafas y aparato, no?

Mujer de Miguel: A los muy anormales se les olvidó registrar a mi marido en la competición

Miguel Rodríguez: No poder inscribirme en la competición fue duro, pero en ningún momento dejé que eso me parase, iba a participar sí o sí

Narrador: Y así es como el 23 de Mayo a las doce de la mañana, a pesar de no estar inscrito, Miguel Rodríguez va al barrio de "Las Cascarillas" y toma la salida en la categoría preamateur alevín de 11 a 12 años

                   (para la otra, dale al play y sigue leyendo)


Miguel Rodríguez: Nada más en la salida, me dí cuenta de que era fisicamente el más fuerte

Entrenador: Físicamente Miguel estaba un punto por encima del resto

Amigo de Miguel: Es cierto que Miguel estaba un escalón por encima de los demás

Contrincante 1: Yo pensaba que era el padre de alguno de los participantes

Mujer de Miguel: Por aquel entonces yo no estaba con él y no fui a ver la carrera, había iniciado una relación con Federico

Federico Clestambrguez: Es cierto, a los pocos meses de humillarle en la carrera me empecé a tirar a su chica

Amigo de Miguel: Yo también me la tiré

Amigo de la infancia: Yo también...

Entrenador: ¿Yo con su mujer? Sí, alguna que otra vez, sí...

Preparador físico: Tuve sexo con su mujer en alguna ocasión

Representante: Y yo

Narrador: A pesar de que todos nos habíamos acostado con su mujer, Miguel Rodríguez empezó la carrera muy fuerte

Federico Clestambruguez: En esa carrera sí empezó bien

Entrenador: Tuvo una arrancada muy buena

Miguel Rodríguez: Me sentí cómodo en todo momento, algunos rivales me intentaron adelantar pero aguanté muy bien

Contrincante 2: Cuando le intenté adelantar, me tiró de la bici con una patada y cuando estaba en el suelo se rió de mi bici diciéndome si me la había dejado mi hermanita

Miguel Rodríguez: La bici de aquel niño era de maricón

Narrador: Cuando Miguel llega a la mitad del recorrido, la carrera se para, pero él decide continuar

Miguel Rodríguez: Noto que la carrera se para, que los demás corredores vuelven a la línea de salida y...

Amigo de Miguel: Y los miembros de seguridad del evento empiezan a correr en su dirección

Entrenador: Unos cuatro hombres de seguridad corrieron en dirección a Miguel mientras la gente le insultaba y gritaba

Preparador físico: Al ver a los de seguridad Miguel empezó a pedalear más rápido

Miguel Rodríguez: Cuando vi que venían a por mí, entendí que era ahora o nunca

Miembro de la seguridad: El muy cretino se había colado en una carrera de niños y ahora nos retaba a cogerle antes de cruzar la meta

Miembro de la seguridad 2: En sus ojos y en su forma de pedalear se podía ver que esa persona no estaba bien

Miguel Rodríguez: Cuando estaba a unos 20 metros del final, empecé a notar un bajón físico importante

Preparador físico: A los 80 metros, a los 80 metros veo que su pedaleo empieza a ser muy irregular

Entrenador: Parecía que no llegaba

Miembro de la seguridad 3: Al final casi lo pillo, y eso que yo iba corriendo, pero el muy tonto acabó llegando al final y rompió la única cinta de meta que tenían para los niños

Narrador: A pesar de los llantos de los niños, las protestas de los padres y los intentos de la organización de pararle. Miguel llega primero y rompe la cinta entre lágrimas y un grito muy significativo...

Entrenador: Va por ti abuela, va por ti abuela

Preparador físico: Le dedicó la victoria a su abuela

Amigo de Miguel: Levantó las manos al cielo y gritó algo de su abuela

Miguel Rodríguez: Al cortar la cinta no pude aguantar la emoción, todos los días de entrenamiento me vinieron a la cabeza y sentí que cada gota de sudor derramada había valido la pena. Levanté mis manos al cielo y le dediqué la victoria a mi abuela, allí la estaba, viendo todo desde la ventana de su edificio

Abuela de Miguel: Mi nieto es un gilipollas, fue muy triste ver como les fastidiaba la carrera a aquellos pobres niños

Testigo: Fue muy incómodo para todos, en cuanto aquel trastornado rompió la cinta, un montón de gente se le tiró encima y lo echaron a patadas

Agresor: Le pude dar una piña en la nuca, pero muy de refilón, me quedé con ganas de más

Entrenador: Al llegar a la meta le dieron de hostias

Miguel Rodríguez: Me dieron de hostias hasta en el carnet de identidad

Miembro de la seguridad: Mucha gente le agarró y aproveché para darle un par de leches

Madre de un participante de otra categoría: Yo estaba en la meta, así que le dí una bofetada

Anciana: Yo le dí también

Niña pequeña: Yo también le metí una hostia

Preparador físico: Cuando se iba corriendo sí es cierto que le dí una patada, pero fue porque me dejé llevar por la masa enfurecida

Entrenador: Le escupí, es difícil resistirse a un apaleamiento en público

Policía: Lo ocurrido al final fue una locura absoluta, necesitamos refuerzos para poder calmar los ánimos

Narrador: La carrera estuvo rodeada de mucha polémica y tensión. Muchos de los otros participantes aseguran haber sufrido secuelas piscológicas debido a lo acontecido aquella mañana en el barrio de "Las Cascarillas"

Madre del contrincante 1: Mi niño no volvió a subirse a una bici

Contrincante 1: Ya sólo volví a jugar a juegos de mesa y me hice homosexual

Contrincante 2: Al tirarme al suelo, Miguel me fracturó un brazo y dos costillas, no he vuelto a practicar deporte desde entonces

Contrincante 3: ¿Miguel Rodríguez?

Madre de contrincante 2: Psicólogos, psiquiatras... Un calvario

Contrincante 3: Lo he intentado olvidar...

Miguel Rodríguez: Siempre hay gente que no sabe perder... Pero aquella carrera la gané yo. A buen recaudo tengo guardado el trofeo que así lo indica

Madre de Contrincante 3: Una vez que repitieron la carrera ya sólo con los niños, mi hijo se proclamó campeón, pero Miguel Rodríguez se subió al podio y le arrebató la copa de sus manos con fuerza. Es un auténtico sociópata, un verdadero monstruo

Miguel Rodríguez: Monstruo... ¿o campeón?

Narrador: A la organización de la competición le concedieron una orden de alejamiento y Miguel Rodríguez nunca más pudo acercarse a una de las carreras, hasta el día de hoy la organización todavía reclama la copa que Miguel robó al legítimo ganador de la carrera. Nunca se ha sabido dónde la esconde

Contrincante 3: es probable que nunca lo olvide. Miguel Rodríguez no sólo arruinó mi carrera deportiva, también arruinó mi vida

Miguel Rodríguez: Lo único cierto es que yo gané, y eso no me lo podrá quitar nadie. Ni siquiera el niño lloricas aquel que ganó la repetición de la carrera

FIN

Espero que ahora haya quedado todo más claro ;)
Un fuerte abrazo
Miguel


Ana a Miguel:

lo del youtubr no me va miguel lo siento

te agradezco el interes pero prefiero buscar otra gente. chao


Miguel a Ana:

Lo acepto con resignación, espero que disfrutes de este bello deporte que tanto me ha dado y al que tanto le he dado yo.

Un salido,
Mikel Nhao

17 comentarios:

  1. Sólo llevo dos líneas, lo de "Un salido" ya ha hecho que merezca la pena jajajaja voy a seguir...

    ResponderEliminar
  2. ajajajajajajajajajajaja pero ¿cómo puede ser este hombre tan personaje? jajajajajaja

    ResponderEliminar
  3. "Contrincante 1: Ya sólo volví a jugar a juegos de mesa y me hice homosexual" jajajaja buenísimo

    ResponderEliminar
  4. Lo de los testimonios y sus respectivas bandas sonoras es sencillamente sublime.

    ResponderEliminar
  5. 'Miembro de la seguridad 2: En sus ojos y en su forma de pedalear se podía ver que esa persona no estaba bien' Esto es lo jodido mas mejor.

    ResponderEliminar
  6. Dios, la música la clava. Eres un crack!

    ResponderEliminar
  7. Cuando he visto que te ponías una banda sonora me he empezado a descojonar. Ya no he parado. El preparador físico es la puta bomba. Guionazo al canto. ¡Grábalo, Mikel!

    Un salido.

    ResponderEliminar
  8. Ha sido apoteósico, si murieses hoy, esta publicación se haría famosísima

    ResponderEliminar
  9. Es la historia de iniesta en informe robinson?

    ResponderEliminar
  10. Buenisima, casi veia la cara de iniesta en el tal miguel

    ResponderEliminar
  11. Sublime! Felicidades también por tu incorporación a Intereconomia.

    ResponderEliminar
  12. YO SOLO QUIERO SALIDAR

    ResponderEliminar
  13. Esto es sencillamente sublime. De lo mejor que has hecho. No hay palabras para lo de las bandas sonoras.

    ResponderEliminar
  14. Qúe puto amo xDDDDDDD

    ResponderEliminar
  15. puto puto puto puto amo!!!!! y felicidades por lo de intereconomia jajajajjajaja

    ResponderEliminar
  16. Mikel please falla un video.

    ResponderEliminar